Historia

El molín de La Chalana


El molín de La Chalana fue construido en 1930 (el molino más moderno del concejo), y se puso en funcionamiento en 1931. Fue construido en varias fases. En un principio tenía una planta rectangular y constaba de dos molares a los que posteriormente se les agregó un tercero. En una segunda fase se le agregó un pequeño almacén a la entrada y se habilitó una vivienda en el piso superior.


En 1934 se da de alta a nombre de Ramón Argüelles García, procedente de la Rebollada


Durante la guerra civil (1936-1939) el molino fue confiscado por el bando republicano ya que suponía un buen método de abastecimiento de sus tropas, aunque una vez terminado el conflicto fue devuelto a su antiguo propietario, Ramón, y el molino vuelve a su actividad regular.


En 1948 fue construido el pisón de rabil, edificio adosado al molino, que servía para descascarillar la escanda, pero a los pocos años se dejó de utilizar por la escasez del cereal.


En 1966 fallece Ramón Argüelles y quedan como herederos y propietarios Manuel Begega y Antonio Álvarez, que lo regentaban un año cada uno, hasta su clausura en 1985.


Actualmente el molino como tal sigue sin actividad, pero es posible su visita desde el 10 de Agosto de 2013.